dilluns, 22 de juny de 2009

Voto boliviano en el extranjero

Carlos Alejandro Lara Ugarte
Rebelión


El debate sobre el voto ciudadano de residentes bolivianos en el extranjero se ha teñido de Derecho político Constitucional y cálculo político, en tal sentido es prudente marcar una opinión al respecto y hacer interactuar posiciones del oficialismo nacional, la oposición y los ciudadanos, desde hechos concretos y proyecciones políticas.

La demanda al voto desde la organización de bolivianos en el extranjero

Los esfuerzos organizativos de bolivianos fuera de nuestras fronteras alrededor de los años de 1933 son antecedentes para entender desprejuiciadamente un conjunto de reivindicaciones y demandas concurrentes en el pedido de reconocimiento constitucional al derecho al voto y participación política. Los emprendimientos organizativos después del 1933 llevaron a consolidar en 1959 la Asociación Boliviana de Buenos Aires (ABBA.) que fue reconocida por el Gobierno Argentino estando de presidente Arturo Frondizi (1958-1962). El protagonismo de ABBA fue importante y fundamental hasta principios de la década del 70. A finales del 70 y principios del 80 pese a la situación conflictiva y la acción de la dictadura militar en argentina (1976 – 1983) un grupo de líderes bolivianos con un alto perfil dirigencial, aún con poca cantidad de asociados potenciales se lanzaron a la aventura de organizar a los residentes bolivianos en Argentina y trabajaron intensamente al interior de la colectividad sembrando la semilla de la organización comunitaria. La respuesta a éste emprendimiento fue exitoso y se materializó a fines de 1989 (periodo democrático) con la aparición de más de 40 Asociaciones Civiles de residentes bolivianos en la Argentina.

El despertar Federacionista de bolivianos en la Argentina mostró la realidad y capacidad organizativa de la Colectividad, con la creación (18 de febrero de 1985) de la Federación de Asociaciones Civiles Bolivianas (FACBOL), y la obtención de su Personería Jurídica otorgada por la Inspección General de Justicia, Organismo del Ministerio de Justicia. Este hecho es el evidente indicador de la fortaleza organizativa del boliviano en el extranjero y el apego a la norma jurídica desde sus demandas históricas sociales, económicas y políticas.

La actual lucha por el voto es también indicador (junto a otros) que muestran que la organización de bolivianos en el extranjero se desarrolló y se desarrolla inevitablemente bajo el análisis de la realidad socio política latinoamericana y con influencia de los procesos políticos marcados en la agenda nacional.

La década de los 70 casi en su totalidad y los primeros años del 80, en los años de gobiernos militares, ciudadanos bolivianos en el exilio (Perú, Venezuela, Argentina, Chile, México, España, Suecia y otros) se organizaron para demandar a la comunidad internacional el ejercicio y el retorno de la democracia. Se tiene y se sabe de testimonios e iniciativas políticas ideológicas que convergieron con la agenda de resistencia y defensa de los derechos políticos constitucionales y con proyectos de poder político en el marco constitucional de la democracia representativa y participativa. Así, en el extranjero los residentes bolivianos formaron y diseñaron partidos y movimientos con gran impacto en años posteriores del quehacer político, unas veces aportando con opiniones y sugerencias políticas, otras adscribiéndose o promoviendo corrientes del pensamiento, o definitivamente trayendo técnicas y tecnología, y por supuesto interactuando políticamente desde posturas ideológicas y filosóficas universales y específicas del mundo andino y los llanos bolivianos.

Durante los momentos de turbulencia política en Bolivia la actividad política interna ha avanzado junto a la actividad política de bolivianos en el extranjero. La violación y conculcación de los derechos políticos (al igual que el lento desarrollo tecnológico, social y educativo y oportunidad laboral) ha generado respuestas y capacidades organizativas del exiliado e inmigrante boliviano. En esa lógica, así como la acción y pensamiento político no puede entenderse ni se entendería jamás si se excluyese el trabajo intelectual, ideológico y del pensamiento generado en las condiciones de exilio de luchadores sociales obreros, campesinos, profesionales y estudiantes, tampoco se entendería la realidad económica, política y social sin analizar y valorar su aporte en el desarrollo desde la especificidad de sus actividades laborales o de formación académica.

En alusión a todo esfuerzo de democratización, ver transformarse la realidad encierra la certeza de que la organización de los bolivianos en el extranjero son parte de la construcción del nuevo Estado boliviano. Es justo reconocer en el acontecer político que el exilio ha levantado la conciencia de la identidad boliviana en el Estado plurinacional paralelo al reconocimiento (también) de que son ciudadanos bolivianos en el extranjero los que generaron opciones microempresariales con el envío de remesas y otros.

En la actualidad la nueva constitución tiene trazado el camino de inclusión del ciudadano boliviano en el extranjero y es significativa la participación política reconocida para los mismos.

El peregrinar del voto en el extranjero

Ya el 2005 (Antes de que Evo Morales sea presidente) el matutino “El Deber” de Santa Cruz publicaba que residentes bolivianos en el exterior presentarían un recurso constitucional a favor del voto de bolivianos en el extranjero y forzar al Estado boliviano a que éstos puedan ejercer su derecho ciudadano en las elecciones generales del 4 de diciembre de 2005. La publicación hace referencia al anuncio hecho por el Dr. Mauricio Ochoa en la Plaza Murillo de la ciudad de La Paz. Ochoa explicó en esa oportunidad que dos millones de bolivianos quieren ejercer el derecho de elegir al nuevo Presidente de la República. Aseguró al mismo tiempo que no existe ninguna consideración constitucional, legal ni siquiera económica ni política, que pueda ser utilizada para justificar el impedimento a votar de los residentes en el exterior. Finalmente agregaba que desde 1997 se han esgrimido diferentes propuestas para reglamentar el voto de los bolivianos en el exterior, pero sin resultados favorables.

Por otro lado y ante todo un proceso de demandas sistemática impulsada por organizaciones de bolivianos en el extranjero, después del referéndum del 25 de enero, el pasado 11 de febrero de 2009, el presidente Evo Morales en respuesta a las demandas y en el intento de superar las trabas congresales para llevar adelante el proyecto de Ley del voto en el extranjero instruyó mediante un decreto a la Corte Nacional Electoral comenzar el empadronamiento de resistentes bolivianos en el extranjero, en sujeción al artículo 97 del Código electoral en vigencia y al derecho político consignado en el artículo 27 de la nueva Constitución Política del Estado.

Al decreto la oposición lo consideró ilegal y fue cuestionado por la Corte Nacional Electoral. El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera criticó las afirmaciones sobre la presunta ilegalidad del decreto enviado a la Corte Nacional Electoral en el sentido de defender el derecho al sufragio de los connacionales en territorio extranjero.

“Los bolivianos que están en la Argentina o en España temporalmente, son tan bolivianos como cualquier hombre de la oposición o del oficialismo y tiene derechos. Por Dios no les quiten el derecho de participar en la toma de decisiones de su país” , enfatizaba Álvaro García Linera.

El decreto del ejecutivo instruía reconocer los derechos políticos de los bolivianos residentes en el exterior para participar en las elecciones para Presidente y Vicepresidente.

El proyecto homologaba a los ciudadanos mayores a 18 años domiciliados temporalmente o permanentemente en el exterior del país para que cumplan los requisitos exigidos e inscribirse dentro los plazos y términos de la convocatoria en el padrón electoral en las diferentes representaciones diplomáticas y consulares acreditadas por el país. Contemplaba además la ampliación de la jurisdicción de la Corte Nacional Electoral para ampliar su trabajo fuera del territorio nacional, en coordinación con las legaciones diplomáticas. En si lo que se intentó hacer es dar la viabilidad a la vieja demanda de los residentes bolivianos en el extranjero.

Rechazo y aprobación al voto

La demanda del derecho al voto ciudadano (de los residentes bolivianos en el extranjero) tuvo repercusión y aceptación en el órgano ejecutivo. Contrariamente el bloque opositor y la cámara alta del parlamento prefirieron primero ignorar la propuesta, segundo argumentar flacamente en su contra para finalmente mostrar argumentos perversos.

El decreto del ejecutivo abrió el debate y rompió con el silencio de la oposición. De esa manera el tema fue incluido en la agenda nacional y la deliberación congresal desde las propuestas al Régimen Electoral El proceso de deliberación y debate permitió evidenciar (ante la opinión pública) el sentido de legitimidad del Decreto del 11 de febrero y la carencia de una reglamentación para el voto en el extranjero. Estas dos evidencias políticas marcan el proceso de legitimación y legalización desde la Ley Transitoria del Régimen Electoral sancionado por el Congreso Nacional. Ahora, con la Ley Transitoria de Régimen Electoral el voto en el extranjero tiene inmediata aplicación y avanzará en ese sentido; lo que políticamente puede entenderse como una victoria parcial para la ciudadanía boliviana con residencia en el extranjero y un destrabe estrátegio a las objeciones de la oposición.

Al margen de la implementación del voto en el extranjero (visto como victoria parcial), con la Ley Transitoria los objetivos de campaña contra el voto en el extranjero fueron exitosos (favorable a la oposición) al restringir el número de votantes en el extranjero a solo el 6% (en proporción) del padrón nacional estimado. Si se toma en cuenta como dato aproximado a 2 millones de ciudadano votantes en el extranjero los 240 mil ciudadanos que se plantea empadronar corresponden al 12 % de ciudadanos en el extranjero que puedan ejercer su derecho al voto para Presidente y Vicepresidente [1] . Acá empieza la perversidad del argumento de la oposición. La oposición divulgó peyorativamente (desde un supuesto de preferencia de voto o solo por temor) la inclinación o tendencia del voto extranjero a favor del MAS, con esto se intentó inducir a la opinión pública a pensar que votar por el MAS es antidemocrático y por ende lo es el voto en el extranjero. Sin embargo se debe afirmar que restringir el voto a ciudadanos reconocidos por derecho es reproducir las viejas prácticas neocolonialistas decimonónicas que perduraron hasta la revolución del 52 cuando se excluía del voto a las mayorías nacionales (mujeres, indígenas y personas no letradas) con el objeto de perpetuar el poder en manos de las clases dominantes y partidos políticos reaccionarios. Definitivamente solo en una retrógrada oposición puede caber la exclusión al voto de mas del 80 % de residentes en el extranjero aduciendo a la tendencia o inclinación preferencial del voto del residente boliviano en el extranjero hacia una corriente u opción política partidista.

Fundamentos legales del voto de los bolivianos en el exterior

Constitucionalmente el Estado boliviano es democrático y en su atributo a la democracia representativa recurre al voto igual universal, directo individual, secreto, libre y obligatorio, escrutado públicamente. El sufragio se ejerce a partir de los dieciocho años cumplidos. (nCPE- Artículo 26) y por medio del empadronamiento realizado por el Órgano Electoral. El artículo 27 se refiere exclusivamente al derecho de los residentes bolivianos y bolivianas en el exterior para participar en las elecciones a la presidencia y vicepresidencia del Estado, y a las demás señaladas por la Ley.

Los derechos reconocidos por la Constitución Política del Estado son inviolables, universales, interdependientes, indivisibles y progresivos. El Estado tiene el deber de promoverlos, protegerlos y respetarlos, fundamentalmente porque la configuración constitucional presenta al voto como un derecho público y no como un mero principio jurídico estructural o valórico. Al ser un derecho constitucional desgaja a toda normativa de sufragio la acción tendiente a privar, limitar o amenazar dicho derecho. Esta mirada se adjunta con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes el Pacto de San José de Costa Rica, los mismos que ya son parte de la jerarquía normativa desde el artículo 410 que incluye a los tratados y convenios al bloque constitucional boliviano.

En ese contexto nacional e internacional, el voto es derecho, deber y función pública que habilita al elector a participar en la constitución de las autoridades electivas y en los referendos.

Sin embargo con un conjunto derechos negados aun, finalmente aproximadamente el 12 % de los bolivianos en el exterior podrán sufragar de manera legal desde el ejercicio del sus derechos constitucionales sancionados desde el Congreso Nacional y promulgados por el ejecutivo, dejando temporalmente el fantasma de la ilegalidad y del gobierno por decretos. Entre los derechos que aun se le niega es la universalidad del voto y el derecho a ser elegido. Solo podrán elegir a presidenta o presidente y a vicepresidenta o viceprersidente.

Los ciudadanos que votarán en el extranjero.

Se ha previsto (por presión opositora) limitar porcentualmente (6 % del total del padrón nacional) el número de registros de votantes. El oficialismo no era partidario de establecer ningún techo, pero la insistencia opositora llevó a restringir el registro de los ciudadanos

Desde las aproximaciones expuestas en el periódico editado por el Ministerio de Autonomía (Bolivia Autonómica. Nº 2. Pág3) se estima que del total de la población boliviana un 25 % ha migrado a otros países del mundo y que son básicamente 13 países en donde se debe trabajar con el voto en el exterior en esta primera fase: Argentina, Brasil, Chile, México, Canadá y Estados Unidos aquí en América. España, Inglaterra, Italia, suiza y Francia en Europa y Japón en Asia. Sin embargo la Corte Nacional electoral ya tomó sus decisiones y en el número 3 del mismo periódico se informa que “…en el exterior se podrá empadronar un máximo de 211.093 ciudadano y para cumplir los mandatos de la Ley, el Organismo Electoral decidió que el voto será en 4 países: Argentina, Brasil y Estados Unidos en América y España en Europa.”

Mas abajo se menciona que “…se habilitará el registro de ciudadanos en las provincias Buenos Aires, Jujuy y Mendoza en Argentina, San Pablo en Brasil; Las provincias de Cataluña, Madrid y Valencia en España; y los Estados de Nueva York, Virginia y Maryland en estado Unidos”

La oposición sin duda tiene mucho que festejar y mucho que reconocer al “mérito democrático” de una Corte Nacional Electoral que se deja llevar (en este caso) por miradas reaccionarias y excluyentes. La CNE debe tomar retomar su independencia en tanto Órgano Electoral Plurinacional garantizador del sufragio efectivo como derecho político de todos los ciudadanos bolivianos y responsable de organizar, administrar y ejecutar los procesos electorales. (nCPE. Art. 208).

El significado del voto como derecho constitucional

El voto de los residentes bolivianos en el extranjero tiene evidentes significados como ejercicio democrático en el marco del constitucionalismo y la ley transitoria electoral.

a) En primera instancia se restituye la vinculación política y jurídica (del boliviano en el extranjero) desde la norma constitucional y la Ley Transitoria del Régimen Electoral

b) Se plantea la necesidad de ampliar el ejercicio democráticos desde el atributo reconocido como elector hacia la atribución de postulares a cargos electos.

c) Se evidencia la obligación de la institucionalidad estatal para articular el nuevo estado plurinacional desde la abstracción conceptual del desarrollo comunitario integral económico, político y social hacia la concreción de políticas públicas que viabilicen la inclusión real de los residentes bolivianos en el extranjero.

d) El derecho político plasmado en el voto universal de los residentes bolivianos en el extranjero es la demanda y el nuevo signo de la integración que aun falta recorrer por la comunidad boliviana.

e) Finalmente el que en Bolivia (y en comunidades bolivianas en el extranjero) aun se lucha por el derecho al voto, es reconocer la enajenación de la voluntad ciudadana en manos de los partidos políticos y el interés permanente de los grupos de poder por mantener sus condiciones de privilegio a costa de la restricción a la ciudadanía de sus derechos constitucionales.

[1] ll Al respecto la opinión de la Corte Nacional daba justificativos técnicos, en cambio la oposición centró su oposición argumentando que el voto en el extranjero eran votos para el MAS

dissabte, 15 de novembre de 2008

Declaración del Encuentro Internacional de Solidaridad con Bolivia


"Quien se levanta por Evo y Bolivia se levanta para todos los pueblos y para todos los tiempos"


Santa Cruz de la Sierra, 23 al 25 de octubre de 2008

Minga Informativa de Movimientos Sociales
http://movimientos.org/
Convocados por el llamado "QUIEN SE LEVANTA CON BOLIVIA Y EVO SE LEVANTA POR TODOS LOS PUEBLOS Y PARA TODOS LOS TIEMPOS", 1584 delegados y delegadas de 13 países representando a 111 organizaciones nos hemos reunido en Santa Cruz de la Sierra en el Primer Encuentro Internacional de Solidaridad con Bolivia, porque la revolución y la solidaridad no es patrimonio de nadie, sino de los pueblos.

Reconocemos que vivimos y luchamos en los tiempos del nuevo PACHAKUTIK anhelando la paz.En esta coyuntura histórica en la que se abre el camino hacia la emancipación, seguimos amenazados por una ofensiva contrarrevolucionaria del imperialismo, gobiernos neoliberales entreguistas, fascistas y sectores reaccionarios internos a su servicio.

Esa ofensiva incluye una grave escalada de militarización, de instalación de nuevas bases militares, intentos de golpe de estado, planes de magnicidio político, intervencionismo e injerencia en los asuntos internos, apoyo al divisionismo y al separatismo para debilitar a los gobiernos revolucionarios y progresistas que hoy se desarrollan en Latinoamérica y el Caribe.

Esa ofensiva tiene también como objetivo central el aniquilamiento de los pueblos indígenas y naciones originarias, que heroicamente hemos resistido durante cinco siglos. Por el contrario nosotros y nosotras estamos por la cultura de la vida y rechazamos la discriminación, el sexismo, racismo, el colonialismo, el fascismo y todas las maneras que hacen a la cultura de muerte.

Los pueblos indígenas y los movimientos sociales y populares aquí reunidos, nos levantamos por Bolivia y por Evo Morales, exigimos justicia para nuestros hermanos y hermanas, y celebramos la refundación de Bolivia que se llevará a acabo con la aprobación del nuevo texto constitucional.El plan Colombia, el plan Puebla Panamá, entre otros, la activación de la IV Flota Naval de los EEUU, el incremento de sus efectivos militares bajo la fachada de proyectos humanitarios, los ejercicios militares conjuntos con ejércitos aliados, el financiamiento a grupos reaccionarios internos de manera directa y bajo la forma de programas de ONGs, la criminalización de la legítima protesta social y popular, se realizan bajo los falsos pretextos de combatir el terrorismo y el narcotráfico.

Nuestros pueblos están cada vez más consientes de que los verdaderos terroristas son el imperialismo y sus gobiernos aliados, y que la escalada de militarización que imponen a nuestro continente se encamina al control y la continuidad de la apropiación por las transnacionales de nuestros principales elementos de la vida y otros recursos naturales: agua, biodiversidad, la hoja de coca, combustibles fósiles, conocimientos ancestrales de los pueblos indígenas, los germoplasmas.

La ofensiva reaccionaria del imperio amenaza e intenta derrotar los procesos revolucionarios en marcha en Bolivia, Cuba, Venezuela, Ecuador, Paraguay, y otros gobiernos progresistas; así como frenar el auge incontenible de nuestros pueblos originarios y movimientos sociales y populares en países con gobiernos neoliberales que luchan en defensa de la libertad y la justicia.

Por lo que declaramos al Presidente de EEUU George Bush como genocida y enemigo de la humanidad y llamamos a promover su enjuiciamiento en la Corte Penal Internacional. Saludamos y valoramos positivamente la decisión de expulsar de Bolivia al embajador norteamericano por promover la división, el terrorismo y financiar a las oligarquías locales.

En el caso de Bolivia esta política reaccionaria ha tenido particular impacto porque cuenta con los grupos oligárquicos racistas que recurren a la ilegalidad y al crimen, que han desatado una guerra con el pueblo, con el objetivo de destruir un proyecto revolucionario, ejemplar, de verdadera democracia con justicia social, incluyente, de carácter plurinacional, encabezado por el primer presidente indígena de las Américas el hermano Evo Morales Ayma.

Por lo que denunciamos el asalto y saqueo a organizaciones de pueblos indígenas de Santa Cruz y a organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, hacemos un llamado a toda la comunidad internacional a condenar estos actos de racismo que atropellan la vida y la dignidad de nuestros hermanos de Santa Cruz, Tarija, Beni, Sucre y Pando.

Nos solidarizamos con nuestros hermanos bolivianos del departamento de Pando y apoyamos las medidas que el gobierno ha establecido a través del estado de sitio, como un medio de protección y garantía de la vida de dirigentes y campesinos de este departamento, víctimas de la masacre de los terratenientes.

Y denunciamos al sistema de justicia boliviano que impide el castigo a los violadores de Derechos Humanos y promueve la impunidad. Interpelamos al Senado boliviano y exigimos la aprobación de la ley que reconoce el voto de los bolivianos en el exterior, y nos solidarizamos con los hermanos que están en huelga de hambre por la aprobación de esta ley.

Los pueblos indígenas y los movimientos sociales y populares sabemos que es necesaria una Integración generadora de igualdad, que respete la vida en los ámbitos político, económico y social, que nos permita con la fuerza que nos aporta la unidad, enfrentar el impacto de la crisis y todas las modalidades del "libre comercio" y la globalización neoliberal.

Por ello decimos NO al uso de materias primas y los alimentos para agrocombustibles, porque atenta contra la soberanía alimentaria y el equilibrio del planeta (Pachamama); a los abonos químicos y a la minería depredadora y contaminante por su impacto negativo en la vida y salud de los pueblos.

Reivindicamos la revolución agraria como única posibilidad justa de redistribución de la tierra, bajo el principio de que "la tierra es para quien la ama y la trabaja"; la protección a la diversidad biológica; una economía reciproca, complementaria y equilibrada.

Como parte de las alternativas de integración nos identificamos con la creación del Banco del Sur para el desarrollo autónomo de los pueblos, la moneda única.Defendemos la necesidad de una Reforma Universitaria Latinoamericana que le diga NO a la OMC en la educación, No a la mercantilización de la enseñanza y SI al ingreso de los pueblos, a la educación productiva para la integración, la alfabetización y la transformación; al desarrollo tecnológico y a la investigación científica apropiados para nosotros, a la defensa de nuestros propios conocimiento.

Para nuestros pueblos es vital la integración en la comunicación y el conocimiento.En estos tiempos de luz, del inicio del buen vivir para los pueblos del Abya Yala, fortalecidos por la energía que crece y se nutre del intercambio de nuestras sabidurías, luchas y resistencia milenaria, compartidas en este Histórico Encuentro,ACORDAMOS:

1. Constituirnos en Comité Internacional de Solidaridad con Bolivia y el Presidente Evo Morales, y promover la adhesión al mismo en todos los países del mundo.

2. Conformar el tribunal de los pueblos para examinar y castigar los hechos de violencia en los departamentos de Santa Cruz, Beni, Tarija y Sucre, en especial el crimen de genocidio cometido en Pando por el prefecto Leopoldo Fernandez. Convocamos a los pueblos a rechazar la visita a nuestros países de los prefectos genocidas y sus operadores políticos, por ser promotores del odio, el racismo y la violencia.

3. Nombrar a Evo Morales como embajador de los pueblos indígenas y empobrecidos del mundo y como nuestro vocero para la promoción y defensa de los derechos de todos los pueblos.

4. Proclamar la candidatura del hermano Evo Morales para premio Nobel de la Paz.5. Trabajar sistemáticamente para divulgar la verdad y contrarrestar la desinformación que hace la oligarquía y los grandes medios de comunicación de la derecha acerca del proceso revolucionario en Bolivia.

6. Articular una red informática continental de organización, información y comunicación que nos permita movilizarnos y actuar en rechazo a cualquier agresión o intento del imperio de dañar el proyecto revolucionario boliviano o de cualquier pueblo hermano.
7. Construir una Red de noticias de los pueblos indígenas y movimientos sociales.8. Comprometernos a defender el proceso revolucionario boliviano, el cual constituye una prioridad de nuestra lucha contra el imperialismo y en defensa de la vida.9. Realizar una sistemática labor de educación popular en relación con la militarización y los peligros que representa para las vidas denuestros pueblos desde el nivel de las comunidades hasta los niveles nacionales y continentales.

10. Movilizarnos activamente, a escala nacional y continental, por la retirada de las bases militares y otras manifestaciones de militarización imperialista.

11. Exigir la aplicación de la "Convención para la Prevención del delito del Crimen de genocidio", cometidos en Bolivia, Perú y Colombia.

12. Apoyar a los pueblos hermanos del continente en la construcción de sus propios estados plurinacionales.
13. Crear una instancia que nos convoque a la unidad y a la lucha conjunta de los pueblos del Abya – Yala.

14. Exhortar a los Gobiernos de la UNASUR a posibilitar un Documento Regional Unico, que nos permita el libre tránsito por el continente, superando las fronteras; a asegurar la intangibilidad de los recursos naturales vitales: agua, tierra, la hoja de coca y la biodiversidad; a crear un ámbito o instancia para la resolución de conflictos entre latinoamericanos, que eviten la guerra; a ampliar y apoyar los Tratados de comercio de los Pueblos y el ALBA; y a elevar a rango de ley la declaración de las Naciones Unidas sobre derechos de los pueblos indígenas, siguiendo el ejemplo del Presidente Evo Morales.

15. Apoyar la Auditoría de los pueblos a la deuda pública externa y exigir reconocimiento por Europa de la deuda histórica, ecológica y cultural contraída desde la invasión a nuestros territorios, por lo que rechazamos la directiva de retorno aprobada por el parlamento europeo.

16. Promover la expulsión de nuestros países de la Agencia norteamericana USAID y otras que atenten contra la soberanía de los pueblos.

17. Promover la Construcción del Tribunal Internacional de los pueblos para el enjuiciamiento de las corporaciones multinacionales.

18. Construir la Carta Abierta de Nuestra America - Abya Yala, como manifestación colectiva de los intelectuales, sabios de nuestros pueblos, artistas, científicos, pensadores y académicos.

19. Realizar Encuentros de Solidaridad periódicos en lugares donde los grupos pro-imperialistas y oligárquicos pretenden frenar el cambio hacia la recuperación definitiva del Buen Vivir (Sumak Kawsay).

20. Desarrollar una Campaña de solidaridad con Bolivia por una salida soberana al mar.

dimecres, 22 d’octubre de 2008

El gobierno consiguió destrabar el conflicto


Ganó la salida "pactada"

Pablo Stefanoni, desde La Paz, Clarín, Buenos Aires, 21-10-08

Las nubes que anunciaban las peores tempestades, que suelen hipnotizar a analistas de dentro y de fuera de una Bolivia (casi) siempre convulsionada, fueron disipadas ayer por un trabajoso acuerdo político que reposicionó a un Congreso hasta ahora marginado por la pelea regional entre Evo Morales y los gobernadores autonomistas. Operó en él una sensación similar a la que invadió a los firmantes del Pacto de Olivos en Argentina: la oposición entendió que con un apoyo de más del 67% en el referéndum revocatorio del 10 de agosto pasado -y un piso excepcional de más de 40% en la rebelde Santa Cruz- Morales terminaría imponiendo "su" Constitución. Y se conformó con algunos paliativos.

El mandatario indígena --que quería evitar nuevos conatos de violencia en su gestión- logró no pocos réditos: sus detractores terminaron reconociendo un texto "aprobado en una Constituyente manchada de sangre" -como gustaban definirlo- que hasta ahora rechazaban como a la peste. Además consiguió la posibilidad de pelear por una reelección, su trofeo más preciado.

La derecha ganó una autonomía que casi tenía ganada, una moderación de la política de tierras, y logró que Evo se quede -si gana- hasta el 2014 en lugar de 2019. Como en Olivos, el gobierno parece haber ganado más que la oposición. Venció así la salida "pactada" por encima de la "revolucionaria", a la que la intransigencia de los gobernadores autonomistas estaba favoreciendo: la detención del líder de Pando, Leopoldo Fernández, fue un mensaje de que, como dijo el "duro" Juan Ramón Quintana --ministro de la Presidencia-- "la paciencia se acabó".

La suma de errores opositores -incluyendo una caótica toma de instituciones- dilapidó su capital político, conseguido con los referendos autonómicos. Y quedó claro que Bolivia se gobierna desde La Paz: allí está la canilla de donde salen los fondos que sostienen los presupuestos provinciales. También sufrió un duro golpe la idea de la "nueva izquierda" de que el cambio vendría de una Asamblea Constituyente poblada de movimientos sociales que "redundaría" al país.

La convención fue consumida por su incapacidad para articular acuerdos, los intereses corporativos y el boicot conservador. Ayer volvieron a la escena actores más tradicionales: parlamentarios que apelaron a la realpolitik para sacar al país de la polarización. Por las dudas, los movimientos sociales los "esperaban" afuera.

divendres, 17 d’octubre de 2008

El Comandante tiene el mando(XI) . Evo y el desbande


El desbande de la oposición "cívica-prefectural" es total. Mientras escribo estas notas, los violentos de la menguada "media-luna", cruzan la frontera, en estampida.


El desbande

El partido PODEMOS murió por julio, falto de oxígeno jurídico. El CONALDE murió por septiembre, ahogado en la Sangre de Pando. Las sobras de la oposición de derecha (lo que dejaron los prefectos inútiles de Oriente), están siendo recogidas, ahora, por un puñado de senadores de la oposición; que tratarán de salvar "lo que quede", frente a un Evo muy fortalecido.

El ex-prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, y una decena de seguidores, presos por genocidio, en La Paz, muy pacificados. Vaca y Benítez, los "cívicos" tarijeños rompe-ductos, preso en La Paz el primero y con libertad condicionada el segundo, muy pacificados. El perioterrorista Melgar, de Riberalta, preso en La Paz, muy pacificado. Los "cívicos" de Pando, Tarija y Beni, que destruyeron el patrimonio público en el Oriente Boliviano, fugados al otro lado de la frontera brasileña o argentina, muy evaporados.

Los prefectos Cossio, Sabina y el ex-prefecto Manfred Reyes Villa, acusados de malversación de fondos, muy citados por la fiscalía, y asustados. El gran líder "autonomista" del cruceñismo, el terrateniente Marinkovich, procesado por estafas e instigación a la violencia, muy fugado (diz que "de gira") por quien-sabe-donde, buscando algún protectorado, en Naciones Unidas u en otro planeta.

El desbande de la oposición "cívica-prefectural" es total. Mientras escribo estas notas, los violentos de la menguada "media-luna", cruzan la frontera, en estampida. Los que tienen plata en avioneta. Los "perejiles", "a pata nomás". Los primeros, ya transfirieron sus dineros a bancos de otros países; los segundos, con "una mano atrás y otra adelante".

Lo dicho, los malos no tienen amigos. No sería raro que en estos días, nos desayunemos con "un gobierno en el exilio", de este grupo de delincuentes. Los "jefes autonomistas" abandonaron a los "pichones a su suerte"; y serán éstos quienes primero probarán la amargura de la cárcel o el auto-exilio.

Creyeron que el Comandante era un jarrón inca, inmutable, sordo, mudo, inmune a sus agravios, que nunca reaccionaría. Es que el Comandante no reaccionó, mientras la acción de sus opositores se redujo al insulto personal, a la calumnia infundada, a la mentira cobarde.

Evo sabe que el Comandante no puede tener orgullo personal ni amor propio, en la batalla. Morales reaccionó cuando el Puente se tiñó de Sangre y cuando se destruyó el patrimonio de todos los bolivianos, a manos de hordas pagadas por las prefecturas opositoras. Ese fue el límite que el indio les toleró. "Métanse conmigo, háganme todo lo que quieran; pero no se metan con el Pueblo ni con el Patrimonio del Pueblo".

La traición de los Prefectos.

El diputado por el chaco tarijeño, William Cardozo, del opositor PODEMOS, acaba de mostrar un documento público, donde los prefectos Cossio (Tarija), Costas (Santa Cruz), Suarez (Beni) y Sabina (Chuquisaca) firmaron una "oferta" a Evo Morales, en el dialocorto de Cochabamba; donde, a cambio de "no meter presos a autonomistas y prefectos" y de "transparentar el padrón electoral", éstos aceptan el referéndum para la nueva constitución de Oruro. Es decir, intentaron negociar su impunidad y la de sus seguidores. Se olvidaron de la autonomía y del IDH. Entregaban "todo" a Morales a cambio de no ser procesados por los destrozos y saqueos del mes de septiembre.

El diario "autonomista" El Deber de Santa Cruz, ya los critica abiertamente a través de sus editoriales y columnistas. No les perdonan la "fotito" forzada donde se los ve sonrientes junto al Presi y el Vice. El "cruceñismo" de base, huele a traición de sus jefes. Con Marinkovich "de gira" y sus prefectos "vendiendo" la causa autonomista a cambio de impunidad, están buscando donde esconderse. Más claro, echarle agua.

Sabina está peleada con Cossio, Costas y Suárez, porque no le "dieron bola" a su uniúnica consigna esgrimida, "capitalidad para Sucre". ¡Pobre Sabina!, si los 3 estaban dispuestos a vender la "autonomía" regional; ¿Qué podía importarles el discurso monótono de la prefecta de Sucre? Encima, el Comité Inter-Institucional de Chuquisaca, la agrupación de derecha que apoyó a Sabina para que sea electa prefecta, no sabe si cambiar de nombre, replantear objetivos o disolverse; hundido en irreconciliables disputas internas. "¿Qué hacemos con Sabina?", dicen.

En tanto, Borth, Ortiz, Colanzi y Cardozo, se presentan como la cara "civilizada" de la derecha, y buscan diferenciarse de los prefectos de Oriente. Critican la metodología violenta de éstos, que solo logró hundir en el desprestigio a la oposición. Incluso el diputado Colanzi, de Santa Cruz, tuvo que sufrir ataques en su domicilio por la unión juvenil cruceñista.

Este grupo de legisladores, saben que los "prefectos y autonomistas" opositores, ya no pueden ser interlocutores válidos ni para el país ni para sus regiones. Saben que la hora de Marinkovich, Cossio, Suarez y Costas está acabando. Por eso, los senadores opositores (al menos un grupo de ellos), no levantarán un dedo por sus ex-aliados "caídos en desgracia". Al fin y al cabo, Evo les hace un favor, barriendo a sus ineptos competidores, allanándoles el camino, para que los Senadores ocupen los espacios vacíos que dejarán los violentos prefectos.

El voto conservador, aunque disminuido, tiene muchos adeptos en Bolivia. Borth, Ortiz, Colanzi y Cardozo tratarán de capturar el voto conservador y autonomista, que se está quedando "huérfano", en vistas al 2009, antes que la transfusión de caudal electoral hacia el proyecto de Evo, sea todavía mayor.

En tanto, el brazo social del MAS, la CONALCAM, avanza en su marcha hacia el Congreso en La Paz, como una gigantesco glóbulo blanco (y colla), dispuesto a devorarse a los virus de la infección conservadora, si éstos no aprueban la Constitución que reclama más de 2/3 de la Nación. El Comandante tiene el Mando. El Mando y el Taco de Billar.

dimarts, 14 d’octubre de 2008

Video de la marxa per Bolivia

video
(Comité Bolivariano Artiguista.Isidoro Duarte desde Barcelona)

dilluns, 13 d’octubre de 2008

Cónica: MARCHA POR LA CONSTRUCCIÓN DE OTRO ABYA YALA (AMÉRICA)


Por: Ana Montero/fotos cedidas por Angel Monlleó (La Directa)


La “Asamblea permanente de apoyo al pueblo boliviano” convocó este 11 de octubre una marcha por las Ramblas de Barcelona bajo el siguiente lema: “Apoyar la consolidación del proceso de cambio en Bolivia y trabajar por la unidad de los pueblos de Abya Ayala (América) es una manera de caminar hacia otro mundo posible”.


En vísperas al 12 de octubre (fecha lamentable que nos recuerda el genocidio masivo perpetrado hace mas de 500 años en el continente americano) convocamos una marcha unitaria para demostrar nuestro apoyo a los procesos de cambio que se están viviendo en Latinoamérica.Una amplia representación de organizaciones sociales marchamos a lo largo de las Ramblas de Barcelona hasta llegar al monumento a Colon donde dejamos nuestras pancartas a modo de mensajes para la sociedad catalana que se ve cada día engañada por la manipulación de los medios de comunicación que nos quieren hacer creer que Bolivia es un país dividido.


Pero la realidad de esta “división” es que hay unos que matan y otros que son asesinados, los de siempre, los NUESTROS. Pese a que el apoyo a Evo Morales y la legitimidad de su gobierno fueron ratificados con el respaldo de 68% de los votos en el referéndum revocatorio del pasado 10 de agosto, la ofensiva del poder colonial y neoliberal dejó en Pando durante el mes de septiembre entidades del estado destruidas, decenas de heridos, 18 campesinos y campesinas asesinados y 40 desaparecidos.


Estos crímenes, que demuestran, una vez mas, que el Imperialismo no va a perdonar ningún intento de poder popular (aunque sea legítimo) hicieron que varias personas y organizaciones sociales de Catalunya nos uniésemos para crear la “Asamblea permanente de apoyo al pueblo boliviano”.


Y si albergábamos alguna duda sobre los hechos acontecidos hoy, 12 de octubre (mientras otros celebran el día del ejercitito y de la gloria nacional) en la Casa de la Solidaridad de Barcelona, hemos tenido la oportunidad de escuchar el relato estremecedor de uno de los lideres sobrevivientes de la matanza de Pando así como de visionar el documental “Guerreros del Arco Iris”. Tanto el testimonio del compañero como el documental nos deja claro que la derecha boliviana (con ayuda de “subvenciones” estadounidenses) esta totalmente “fanatizada”, cerrada a cualquier tipo de dialogo y dispuesta a la violencia mas extrema con tal de no dejar que “un puñado de indios” tomen el poder. Como hace más de 500 años…

dimarts, 7 d’octubre de 2008

Bolívia, ferida pels assassins de sempre

A Bolívia, un centenar de famílies, algunes d’elles hereves de nazis que van fugir, concentren 25 milions d’hectàrees de les terres més fèrtils, els boscos, els jaciments de gas, petroli i minerals a més de l’industria agrària, el comerç exterior, la banca, la quasi totalitat dels mitjans de comunicació i amb això, el poder polític.
De mitjana, una família de terratinents posseeix 250.000ha de terres fèrtils, mentre que una família camperola té a penes una hectàrea ja esgotada i poc productiva. L’origen de la sedició dels nuclis de poder de l’orient bolivià, és la revisió d’aquesta estructura de propietat.
Desprès de ratificar el suport a Evo Morales i la legitimitat del seu govern, obtenint el 68% dels vots, l’ofensiva del poder colonial i neoliberal, va deixar a Pando el passat mes de setembre, entitats de l’estat destruïdes, desenes de ferits, 18 camperols i camperoles assassinats i 40 desapareguts.
En un moment esperançador per als pobles de Abya Yala (el continent americà) i quan s’apropa el 12 d’octubre, les persones i organitzacions socials que ens adherim a aquest document denunciem:
Als grans mitjans d’informació que distorsionen els fets i perpetuen l’engany.
Rebutgem els intents de promoure la desintegració del país.
Rebutgem la ingerència del govern nord-americà.
Exigim un judici i un càstig per a tots els responsables dels actes de violència i de la massacra de camperols a Pando.
Recolzem les politiques impulsades pel govern bolivià que intenten restituir la propietat de les terres i de l’estat als seus propietaris legítims.
Recolzem la consolidació del procés de canvi i de participació ciutadana a través la realització del referèndum sobre el nou text constitucional que permetrà acabar amb l’actual sistema de
propietat de la terra i altres formes d’explotació encara vigents.
Recolzem els processos d’unitat dels pobles d’Amèrica del Sud i el Carib.
Donar suport a la consolidació del procés de canvi a Bolívia i treballar per la unitat dels pobles de Abya Ayala és una manera de caminar cap a un altre món possible
Assemblea permanent de suport al poble bolivià.